sábado, 13 de marzo de 2010

SUCESO EXTRAÑO EN

FUERTEVENTURA




Transcurría el 13 de noviembre de 2007 en la isla de Fuerteventura, en la localidad de Morro del Jable (Jandía) donde me encontraba pasando unos dias de asueto, acompañado de mi mujer, mi hijo de apenas dos años y dos amigas.



Aquella tarde en concreto, nos decidimos a realizar una breve excursión desde el Hotel Grand Occidental (lugar donde nos hospedábamos) para conocer la Playa de Sotovento.



Con el coche de alquiler tomamos la carretera principal FV-2 y a la altura de un desvío con la indicación "Risco del Paso" nos adentramos por un camino en su mayor parte de tierra en dirección al lugar que queriamos visitar.




Panorámica Risco del Paso


Era por la tarde y aúnque se veía perfectamente el sol comenzaba a retirarse. Lo primero que nos llamó la atención, fueron unas luces que divisamos en la distancia una vez que tomamos el camino.




Estas luces parecían estar inmóviles y cada vez más cerca según nos aproximábamos. Cruzando nuestras miradas pensamos que se trataría de un vehículo y así fué (un todoterreno de color negro) hasta que llegamos a situarnos frente a el, apenas tres o cuatro metros y nos detuvimos al ver que no se apartaba permaneciendo inmóvil y cerrándonos el paso.




Tras unos segundos que parecieron ser eternos y sin poder distinguir a sus ocupantes ya que sus focos y lunas tintadas nos lo impedían, dudamos si se trataba de una broma de mal gusto o de algo peor hasta que reanudó la marcha y pasó por nuestro lado.




Inmediatamente maniobré para retroceder lo recorrido y dirigirnos otra vez a la carrtera principal.... Y aquí viene lo inesperado y es que en lo que tardé en girar mi vehículo, el extraño todoterreno ya había desaparecido sin dejar rastro alguno, ni de luces, ni de polvo del camino.




Pues bien, lo más sorprendente es que lo había hecho en cuestión de segundos, apenas transcurrieron 15 ó 20 (lo que tardé en maniobrar) para recorrer una distancia practicamente en linea recta y siendo un camino que según he calculado tiene 1,5 kms aproximadamente.




En ese momento nos quedamos perplejos y con el susto en el cuerpo, volvimos al hotel sin comprender como pudo desaparecer de esa manera.
Parece imposible que alcanzase tal velocidad en tan corto espacio de tiempo, sin el menor ruido del motor y que no nos permitiera ni verle en la lejanía desapareciendo del camino, ni tan siquiera dejando el menor rastro de polvo.



Posteriormente realicé un cálculo de la velocidad que pudo alcanzar teniendo en cuenta la distancia recorrida (1,5 kms) y el tiempo empleado (20 sg). Si tenemos que la v = e/t ;



Nos sale 1,5 kms x 3600 sg y todo ello dividido entre 20 sg el resultado es de una velocidad de 270 km/h.




Es evidente que esta velocidad no podría alcanzarla este vehículo y en el caso de que lo hiciera, lo que no deja de ser extraño es que lo consiga teneiendo en cuenta todas las circunstancias mencionadas y sin el menor rastro ni físico ni visual.




Si entramos en el terreno de las leyendas de un lugar, podría tener este suceso una hipotética relación con la famosa "Luz de Mafasca", surgida en el pueblo de Mafasca y que se trata de una luz que se suele aparecer en los caminos solitarios.
Desde hace dos siglos lo viene haciendo y para los lugareños se trata de un espíritu o alma en pena que se encuentra atrapado en la isla tras sufrir un vecino una muerte violenta.




Desde entonces esa luz juega con los caminantes y ahora podría hacerlo también con los automovilistas. Lo extraño es verla asociada a un vehículo aúnque podría ser una adaptación a los tiempos que corren ya que antes se aparecía a la gente que iba a pie o a caballo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ni en Fuerteventura hay ningún pueblo que se llame Mafasca, ni habían caballos, camellos si, y probablemente usted diera con uno bueno ese dia...